Escríbenos

Aprenda sobre las conductas de su perro

Para comprender mejor este concepto considere el siguiente ejemplo: “Una persona cocinando la cena, corta zanahorias que va a echar en la cacerola encima de la tabla de madera, su perro vino corriendo a la cocina y lo mira expectante. En este caso, el sonido de cortar zanahoria es un estímulo discriminativo para él. El sonido es un predictor de que si él entra en la cocina le podrían recompensar por mirar expectante”.

Importancia del estímulo discriminativo
Muchas señales que se usan en la vida diaria o en el entrenamiento de animales también son estímulos discriminativos, por ejemplo, decir la palabra quieto en alguna situación, permite a los animales aprender que esta señal específica predice que podrían ser recompensados si no se mueven cuando oyen la palabra (señal) específica. También cuando se acerca la hora del paseo, se prepara la rutina de prepararse para la salida, se cogen las llaves y la correa en la mano, no le damos al perro ninguna señal verbal que le indique el paseo, pero por la cantidad de conductas que el perro ha visto realizar (estímulos discriminativos) el perro ya sabe que va a salir (recompensa).

Es importante considerar que un estímulo discriminativo puede predecir un castigo; así, cuando un perro que estuvo solo en casa ha roto algo, llega su dueño y, si en alguna ocasión, se le ha castigado después de decir, ¡qué has hecho!, en próximas ocasiones, solo con escuchar esa frase, el perro puede predecir una penitencia y mostrar conductas de apaciguamiento o evitación.
Así pues, los perros que posean más habilidad para detectar los estímulos discriminativos emitidos, tendrán más éxito y aprenderán, cada vez más rápido a comunicarse con sus dueños. Desde este punto de vista, el aprendizaje juega un papel fundamental en la emisión de estas señales comunicativas.

El estímulo discriminativo en la vida cotidiana
Los estímulos discriminativos están presentes todos los días y durante todo el tiempo. Existen tanto en el adiestramiento formal de las mascotas, como en las interacciones más corrientes. Esto permite tener más sentido del mundo canino, es decir, en qué ocasiones, situaciones vale o no vale la pena ofrecer ciertos comportamientos, lo cual, ayuda a no gastar energía innecesaria y permite que el mundo canino sea un lugar más predecible.

 

 

Fuente:
• Revista El mundo del perro (2020). Aprende a entender las conductas de tu perro: el estímulo discriminativo. Recuperado de https://es.calameo.com/read/006153806ef4c46155dc8