Escríbenos

Artritis reumatoide

En Ecuador la incidencia de “enfermedades reumáticas alcanza el 0.9 %” , siendo la más frecuente la artritis. a propósito del Día Mundial de la Artritis, establecido el 12 de octubre por la Arthritis Rheumatism International desde 1996; Edifarm conversó con la doctora Marilú Mestanza, quien con 16 años de experiencia en el tratamiento de pacientes con enfermedades reumatológicas.Dra Marilú Mestanza

¿Qué es la artritis reumatoide?
Es una enfermedad reumática autoinmune, de causa desconocida. afecta a todos los grupos de edad, ambos sexos y en todos los climas. a nivel mundial el porcentaje de pacientes con esta patología está entre el 1 a 3 %.

¿Qué síntomas caracterizan a la enfermedad?
Los síntomas iniciales y característicos de la enfermedad son: dolor, inflamación y rigidez de sus articulaciones; el dolor está presente en forma permanente, en el momento de reposo o en actividad.

¿Qué factores predisponen la aparición de esta patología?
La enfermedad tiene predisposición genética. La presencia de otros enfermos en la familia incrementa el riesgo de desarrollar la enfermedad.

¿Qué grupo de la población es más sensible a padecerla?
La enfermedad afecta a cualquier edad, aunque hay una mayor incidencia entre los 25 y 45 años de edad.

“Cada enfermo es una historia personal nueva con dolores físicos, incertidumbres y temores respecto a su situación” Dra. Mestanza

¿Cuáles son los criterios diagnósticos para detectar la enfermedad?
Es importante el cuadro clínico del paciente, la presencia de dolor e inflamación articular en manos y pies, rigidez articular en la mañana, además de la presencia de anticuerpos que se detectan en un examen de sangre.

¿Cómo debe ser tratada?
El objetivo del tratamiento en controlar la artritis y que el paciente esté en remisión de la enfermedad. además de disminuir el dolor y la inflamación. el tratamiento es individual y para cada paciente. El tratamiento incluye además educación al paciente sobre su enfermedad. Mientras más rápido sea el diagnóstico, la calidad de vida del paciente será mejor.

¿Cuál es la diferencia de la artritis reumatoide en los niños y adultos?
La artritis reumatoide puede afectar a cualquier grupo de edad, cuando hablamos de niños o artritis crónica juvenil esta puede presentarse desde el primer año de vida hasta los 17 años. en tanto, que la artritis en el adulto es más frecuente en personas entre los 25 y 45 años.

¿Es curable esta patología?
No hablamos de cura de la artritis reumatoide, pero sí han habido progresos importantes en las alternativas de medicamentos. “El paciente que tiene artritis…vive sin artritis”; es decir, a pesar del diagnóstico la persona tiene una vida normal, sin dolor e inflamación articular. Se recomienda, mantener un peso saludable; hacer ejercicio todos los días, caminatas de un hora diaria; suprimir el alcohol y el tabaco.

Una persona con esta enfermedad ¿cómo debe sobrellevarla para que afecte lo menos posible su vida diaria?
Lo más importante es que los pacientes deben entender y aceptar que tienen una enfermedad crónica, que requiere de tratamiento disciplinado y la responsabilidad de tomar sus medicamentos y continuar con sus controles con el especialista, esto cambia la vida de la persona.

¿Qué puede suceder si no es tratada esta patología?
A largo plazo, el paciente sin tratamiento adecuado vivirá con dolor e inflamación permanentes, acudirá a la automedicación para controlar los síntomas y la consecuencia será problemas de salud más graves e irreversibles como insuficiencia renal o vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos), etc. La artritis reumatoide es una dolencia grave, que requiere un diagnóstico oportuno y un tratamiento eficaz.

¿Alguna recomendación?
La clave en la mejoría del pronóstico de la artritis reumatoide es el diagnóstico oportuno. Una persona que tenga dolor articular o de las coyunturas, con una duración de más de 3 semanas o sienta que mejora tomándose un antiinflamatorio, es un paciente que necesita una consulta con un reumatólogo para descartar que esté empezando una artritis, porque de ello depende su pronóstico y su vida.