Escríbenos

Características de la COVID-19 en niños

Desde el inicio de la pandemia ocasionada por el SARS-CoV-19, el comportamiento de esta patología en niños ha sido diferente al que se presenta en los adultos. Sin embargo, al igual que en los adultos, se han reportado algunos casos de neumonía en niños con infección por SARS-CoV-2(1) .Los casos pediátricos que han sido reportados son principalmente en grupos familiares, y la mayoría de ellos tienen vínculos epidemiológicos con pacientes adultos. Las manifestaciones clínicas pediátricas no son típicas, y relativamente más leves en comparación con los pacientes adultos. (1)(2)

¿Por qué la enfermedad en niños es diferente a la de los adultos?
El porqué las infecciones por la COVID-19 en niños son menos severas que en los adultos, continúa siendo un misterio. Se cree que está vinculado a factores dependientes tanto del huésped como de la exposición. Esto podría originarse a que los niños generalmente se encuentran más cuidados y bien protegidos en casa, lo que disminuye la probabilidad de exposición al virus y, por otro lado, podría ser que la capacidad de unión al receptor ACE2 no se expresa suficientemente bien en los niños, así como a cierta inmadurez de su sistema inmunológico, que haría que la respuesta inmune en la población pediátrica sea diferente. A esto se podría añadir que los niños frecuentemente están expuestos a otros tipos de coronavirus que podrían determinar una mayor presencia de anticuerpos contra este tipo de patógeno.(1)(2) Cabe destacar que la proporción de casos graves y críticos corresponde a los niños menores de 1 año y fue del 10.6 % del total de niños afectados.(2)

Manifestaciones clínicas de SARS- COV-2 en niños
Los niños con infección por la COVID-19 pueden ser asintomáticos o tener fiebre, tos seca y fatiga, con síntomas de las vías respiratorias superiores, como congestión y secreción nasal; algunos pacientes tienen síntomas gastrointestinales, incluyendo molestias abdominales, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. La mayoría de los niños infectados tienen manifestaciones clínicas leves con un pronóstico favorable y se han recuperado dentro de 1 a 2 semanas después del inicio. Es muy raro que progresen a infecciones del tracto respiratorio inferior o a las complicaciones severas que se presentan en los adultos. (1)

Puntos a considerar para el diagnóstico (3)
• Niños con antecedentes de viaje o residencia en áreas con transmisión local persistente dentro de los 14 días previos al inicio de la enfermedad. Niños con antecedentes de contacto con pacientes con fiebre o síntomas respiratorios que tengan antecedentes de contacto con pacientes de áreas con transmisión local persistente dentro de los 14 días previos al inicio de la enfermedad.
• Niños que están relacionados con un brote de racimo o contacto cercano con casos infectados con la COVID-19. Neonatos nacidos de madres con infección confirmada por la COVID-19.

Importante:
• La infección por el SARS-CoV2 en niños ha demostrado, en general, que no se presenta con mayor gravedad, salvo en contados casos en que puede complicarse con un tipo de síndrome inflamatorio agudo multisistémico, el cual, de todas formas no ha reportado mortalidad.
• Los niños y jóvenes que viven con asma deben seguir tomando sus medicamentos controladores actuales. Las exacerbaciones deben tratarse de forma agresiva, incluido el uso de corticosteroides orales cuando sea necesario. Además, se debe evitar la nebulización, si es posible, debido al riesgo de transmisión. Se requiere un monitoreo cercano de la escasez de medicamentos y es continuo.

Recomendaciones específicas sobre la COVID-19 para niños asmáticos y alérgicos
Ante las dudas surgidas respecto del riesgo potencial de infección por el SARS-CoV-2 en niños con enfermedades crónicas, el Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia Respiratoria y Asma, ha elaborado estas recomendaciones específicas para niños que padecen asma o enfermedades alérgicas: (4)
1. Seguir las medidas generales establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC):
• Evitar el contacto cercano con personas que presenten infecciones respiratorias agudas, fiebre o tos.
• Lavado habitual de manos y limpieza con desinfectante a base de alcohol.
• Higienizar frecuentemente utensilios que comúnmente se utilizan.
• Evitar compartir vasos, platos y otros utensilios que puedan estar contaminados con
saliva.
Las personas con síntomas de infección respiratoria aguda deben:
• Mantener una distancia de por lo menos 2 metros con otras personas.
• Cubrir la boca al toser o estornudar con pañuelos desechables o el brazo, lavado y desinfección
inmediata de manos.
• Usar mascarilla para evitar la transmisión.
2. Se recomienda como medida general para evitar la propagación de la infección:
• No dar la mano ni besos al saludar.
• Evitar tocarse la boca, ojos y nariz.
3. Evitar viajar a zonas donde haya una alta incidencia, eludir todo traslado que no sea imprescindible.
4. Realizar un seguimiento del virus en la comunidad y seguir las recomendaciones locales.
5. Es muy importante que todos los niños realicen correctamente su tratamiento para conseguir un buen control del asma.
6. Si presenta fiebre, tos o dificultad respiratoria y ha estado en contacto con un caso confirmado de infección por coronavirus acuda al pediatra o solicite consejo vía telefónica a un servicio de salud.
7. En caso de tener que acudir al servicio de urgencias o a algún centro de salud, se recomienda el uso de mascarilla y seguir
todas las medidas de seguridad.

Conclusiones

El brote actual de la COVID-19 es grave en todo el mundo y en especial en América Latina, continúa siendo una emergencia de salud pública de preocupación internacional para la organización Mundial de la Salud (OMS). El SARS-CoV-2 es altamente contagioso. Aunque el número de pacientes pediátricos reportados es pequeño hasta el momento, los niños son vulnerables a la infección. Es importante conocer sobre la enfermedad, reforzar las medidas de control para evitar los contagios, fortalecer las medidas de higiene y de prevención dentro de las familias.

Bibliografía:
1. Hong, H., Wang, Y., Chung, H-T., Chen, C-J. (2019). Clinical characteristics of novel coronavirus disease (COVID-19) in newborns, infants and children, Pediatrics and Neonatology. Recuperado de https://doi.org/10.1016/j.pedneo.2020.03.001
2. Dong Y, Mo X, Hu Y, et al. (2020).Epidemiological characteristics of 2143 pediatric patients with 2019 coronavirus disease in China. Pediatrics. doi: 10.1542/peds.2020-0702:
3. Shen K, Yang Y, Wang T, et al.(2019) Diagnosis, treatment, and prevention of 2019 novel coronavirus infection in children: experts’ consensus statement. World J Pediatr. 2020. doi:10.1007/s12519-020- 00343-7.
4. Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (2020). Recomendaciones sobre coronavirus para Asmáticos y Alérgicos. Recuperado de http://www.seicap.es/es/recomendaciones-durante-la- pandemia-de-COVID-19_82441