Escríbenos

Infecciones de vías urinarias

Las infecciones de vías urinarias (IVU) o del tracto urinario (ITU) son una patología presente con mayor frecuencia en las mujeres, donde hasta el 50 % puede padecer de más de una IVU a lo largo de su vida, lo cual está relacionado con diversos factores como la higiene y los cambios hormonales.

Dr Gregory Celis

El doctor Gregory Celis, médico cirujano por la Universidad Central del Ecuador, epidemiólogo e investigador clínico, comparte su experiencia en la prevención y tratamiento de esta enfermedad.

¿Qué son las infecciones urinarias?

La infección de la vía urinaria es una invasión de microorganismos al tracto urinario, esta colonización es ascendente, viene desde la uretra, a la vejiga, al uréter y al riñón; así se debe entender esta enfermedad. No existe una edad exacta en la cual se pueda presentar; pero, de forma general se considera que del 1 % al 3 % de los infantes padece una infección de vías urinarias, es un porcentaje bastante alto y un riesgo alarmante en cuanto a la posibilidad de enfermarse. Las infecciones urinarias afectan más a la mujer que al hombre.

¿Qué factores de riesgo inciden?

Inciden en este tipo de enfermedades, la higiene de la persona. Sin embargo, existen factores predisponentes como los cambios hormonales, la diabetes o enfermedades que produzcan inmunodepresión. Además, afecta si la persona padece de alguna malformación de la vía urinaria, por ejemplo que tenga dos uréteres no es común, pero se presenta y esa distorsión anatómica genera más infecciones.

“El médico debe constatar el agente causal de una infección de las vías urinarias y no atenderla empíricamente”. Gregory Celis

¿Qué síntomas se pueden presentar?

Los síntomas dependen de la edad, en los niños y adultos aparece la disuria o dolor al orinar que es muy molesto. Es importante mencionar que en las personas adultas, se presenta primero el dolor abdominal y en la boca del estómago; luego, se revela la infección de la vía urinaria. En general, una persona con IVU presentará malestar, la necesidad de empezar a orinar más seguido, escalofríos, temblores que pueden ser acompañados de fiebres muy altas, eso significa que la infección es muy agresiva y comenzó a ascender hacia el riñón.

¿Qué agentes pueden provocan una IVU?

Las infecciones de vías urinarias tienen como agente causal bacterias, virus, hongos o parásitos. Si la infección es por bacterias y dependiendo de lo agresiva que sea; es decir, su virulencia, serán las demostraciones clínicas. Es importante recordar que las bacterias son ultramicroscópicas miden de 0,5 a 5 micras; una sola bacteria a la hora de estar dentro del organismo se puede multiplicar 40 mil ve- ces, esto significa que dará 40 mil hijos y a las dos horas estas nuevas bacterias estarán listas para procrear y cada una generará otros 40 mil hijos; así, el crecimiento es exponencial geométrico (se multiplican) y no matemático (se suman). Una IVU puede manifestarse desde el inicio de la infección hasta que aparecen los primeros síntomas que se dan entre las primeras seis a doce horas.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico, por sintomatología, lo que implica una buena anamnesis (historia clínica) entre el medico y el paciente. Es necesario catalogar o determinar el agente causal, porque los síntomas pueden ser los mismos, pero con un origen diferente. También se solicita exámenes de laboratorio para testar el tipo de bacteria, virus, hongo o parásito; luego el médico programa el tratamiento que por lo general es de causa bacteriana.

¿Las IVU tienen alguna correlación con otro tipo de enfermedades?

Están relacionadas con enfermedades como la diabetes, la depresión, los cambios hormonales en las mujeres al entrar a la fase de la menopausia, sea esta temprana o tardía, lo cual, provoca que los estados hormonales varíen y baje su capacidad de defensa (inmunidad) siendo más proclive a ser infectado .

¿Qué tipo de tratamiento se prescriben para las IVU?

Por lo general, el tratamiento dura entre siete y diez días, se usan antibióticos porque la gran mayoría de las infecciones son causadas por bacterias; pero, si no fuese ese el origen, se debe des- cubrir el agente causal que puede ser un parásito como la trichomona o un hongo como la Candida albicans, para ello, se realiza un cultivo, un antibiograma para establecer cuál es el mejor fármaco; no es recomendable dar un antibiótico de amplio espectro que ataca cualquier bacteria incluyendo la flora intestinal. El problema y lo peor que se puede hacer es no terminar la medicación, las personas inician con un anti- biótico, al tercer día ya se siente bien y dejan de consumirlo, sin considerar que la cantidad de bacterias es exponencial por milímetro cúbico en la zona infectada; al no matar todas las bacterias porque las que no eliminó quedan vivas pero inactivas, cuando estas se recuperan tienen una condición resistente al antibiótico y al reproducirse pasarán a las nuevas bacterias esa condición. Por esta razón, muchas mujeres reinciden a pesar de tratarse porque no terminan el tratamiento completo.

¿Cuántas veces se puede adquirir una IVU?

Las mujeres por su estructura anatómica son más recurrentes a las infecciones de vías urinarias. En los hombres es muy raro pero se presenta. Una persona puede tener tantas IVU como ex- posición a los gérmenes tenga y como menos inmunidad posea.

¿Cómo se pueden prevenir las IVU?

La educación es fundamental para conocer la enfermedad, si educamos a la población en control, se puede prevenir. Enseñar el aseo e higiene en nuestros niños. La alimentación es muy importante, se ha visto que las personas que tienen en su dieta alimentos especialmente ácidos se infectan me- nos, porque su orina se acidifica y las bacterias no crecen en un medio alca- lino. En cambio, una persona que no come ácidos, no toma vitamina C en jugo de limón o de naranja, se infectará más frecuente.

¿Cuáles son los medios de contagio más frecuentes?

Son medios de contagio las piscinas sucias y los baños vaginales frecuentes. En la mujer, se recomienda no usar ropa interior que tenga mucho nailon, que es plástico y son cuna para que las bacterias caminen fácilmente, se aconseja ropa interior de algodón; pero, si no es posible, se debería usar protectores diarios que deben cambiarse con frecuencia porque este genera un medio de cultivo. No es recomendable usar jabón o perfume íntimo, el pH vaginal debe ser ácido y si este cambia ayuda a la procreación de las bacterias.

¿Cómo debe realizarse el aseo íntimo para evitar una IVU?

El aseo de la parte genital en una mujer siempre debe ser de adelante hacia atrás y nunca a la inversa, eso hay que enseñar a las niñas para que conozcan su cuerpo y evitar estas infecciones. En el hombre, es extremadamente difícil una IVU, a menos que, la infección sea por trasmisión sexual; en este caso, la bacteria puede ascender a través de la vía urinaria e infectar la próstata, lo que provoca una inflamación llamada prostatitis que puede convertirse en benigna o maligna y disparar un cáncer.

 

“El primer paso para combatir muchas enfermedades que son prevenibles es la educación”