Escríbenos

Relación de los probióticos y el cáncer de colon

De acuerdo al informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las tasas de incidencia de cáncer a nivel mundial, establece que en el Ecuador el cáncer de colon tiene una afectación “de 11.3 casos por cada cien mil habitantes, en ambos sexos y de todas las edades” . Para conocer sobre esta enfermedad y las alternativas en tratamientos coadyuvantes como el uso de probióticos, Edifarm conversó con el doctor Gregory Celis, médico intensivista, epidemiólogo e investigador clínico.

¿Cómo debemos entender qué es el cáncer de colon?
Para entender el cáncer de colon hay que entender que el colon es una parte del intestino conocida como intestino grueso y allí se pueden formar células malignas llamadas cáncer.

¿Qué sintomatología suele presentarse?
Normalmente la sintomatología son los cambios en las formas de hacer la deposición, la defecación se hace como cintas, se pinta de sangre y hay cambios en el peso, en el paciente y en sus hábitos digestivos.

¿Cuál es la incidencia de este cáncer?
Afecta con mayor frecuencia a los hombres pasado los 50 años, eso no significa que en las mujeres no se pueda presentar. En la actualidad, en nuestro medio se diagnostica cáncer aproximadamente unos 1200 casos nuevos al año, eso indica entre cuatro o cinco casos por cada cien mil habitantes.

¿Qué correlación se presenta con otras enfermedades?
La correlación que se presenta con otras afecciones es en especial con las enfermedades intestinales inflamatorias, las causas son varias como la edad, la raza (afroamericanos y latinos hispanos), la predisposición genética, los malos hábitos alimentarios, el consumo excesivo de alcohol y grasas, todo eso predispone a que las personas puedan ser propensas a padecer cáncer de colon.

En el proceso de diagnóstico ¿qué es lo fundamental en este tipo de enfermedades?
Lo fundamental es detectar tempranamente los signos y síntomas, entre más rápido se detecte, más fácil se puede controlar el cáncer. Cuando se diagnostica esta enfermedad en una fase tardía, hay que hacer una, el paciente requiere quimio o radioterapia y un tratamiento paliativo dependiendo el caso, pero, lo mejor es detectarla a tiempo. Este proceso se realiza a través de marcadores específicos en sangre, heces o mediante una colonoscopía, estos exámenes debe ser realizados por un especialista en la materia, es decir, un gastroenterólogo, un proctólogo especializado en cáncer de colon o un oncólogo.
Los pacientes que ya padecen de un cáncer de colon ¿qué alternativas de tratamiento tienen?
Dependiendo la fase del cáncer se puede hacer radioterapia, quimioterapia o extirpación del cáncer. También se pueden dar tratamientos coadyuvantes al tratamiento general como son los probióticos.

¿Cuál es el beneficio de los probióticos como un tratamiento coadyuvante?
Los probióticos son bacterias benéficas que ayudan al ser humano a mejorar el sistema inmune, se ha demostrado que los probióticos tienen la capacidad de comunicarse con nuestras células de inmunidad, estimularlas para que se preparen a controlar enfermedades. Además, está comprobado que administrar probióticos a un paciente con cáncer mejora su estado de salud. No se debe confundir y creer que los probióticos son el tratamiento para el cáncer, no es así, son fármacos coadyuvantes para mejorar el estado de salud de un paciente.

¿Cómo deben administrarse los probióticos en el cáncer de colon?
La administración de los probióticos depende de la fase del cáncer, del tipo, la localización y el tratamiento que esté realizando el paciente, no existe una receta. En este proceso es importante la forma en que el médico tratante está viendo el cuadro clínico del paciente y si decide o no aceptar la administración de probióticos. En general, a nivel internacional la gran mayoría de los pacientes con cáncer reciben probióticos para mejorar su estado de salud.

¿El cáncer se puede prevenir?
No se puede prevenir, es imposible, si fuera así no existiría esta enfermedad ni los centros mundiales de cáncer. El cáncer es posible tratarlo y diseminar que pueda aparecer al mejorar el estilo de vida. Si una persona está predispuesta genéticamente a tener cáncer, lo va a padecer por encima de lo que haga, entonces, en este punto es importante acudir al médico para que diagnostique si tiene o no cáncer, si lo tiene, se deber valorar en qué estadio está y empezar una serie de protocolos para controlar este proceso.

¿Cómo actúan los probióticos en una persona que tiene cáncer?
Lo que mejora es el estado general de salud del paciente. Los probióticos además de ayudar a mejorar el sistema inmune, favorecen en la digestión y el paciente empieza a ganar más estado nutricional que por lo usual en un paciente canceroso está decaído; es decir, con los probióticos se mejora la digestión, la calidad del moco en el colon, se incrementa la cantidad de inmunoglobulina A. Con el uso de probióticos se mejora toda la defensa del colon en relación a otros agentes patógenos que pueden llegar a aparecer y generar una sobreinfección por otras bacterias, ahí actúan los probióticos ayudando a destruir esas bacterias.

¿Cómo califica el tratamiento en el cáncer de colon?
Es muy bueno, nuestros colegas actualmente están muy bien capacitados para diagnosticar y manejar el cáncer de colon. Lo importante es que esta educación en salud llegue a la población, que se entere que el cáncer de colon existe y va en aumento por la calidad de vida que se lleva, por la carga genética y además, nuestros profesionales son tan buenos que ahora existe un mejor diagnóstico y de forma temprana, favoreciendo a más personas.

¿Qué tipo de probióticos se utiliza en este cáncer?
Se utilizan dos tipos: los lactobacillus y las bifidobacterias, esos son los principales probióticos que se emplean y que han demostrado un buen resultado en el manejo de la mejora de salud en pacientes con cáncer de colon.

¿Cómo influye el estilo de vida en esta enfermedad?
Los hábitos saludables si bien no previenen la enfermedad, si ayudan a disminuir la posibilidad o presencia de cáncer. Si una persona es genéticamente predispuesta a padecer cáncer, pero además, es alcohólica, no hace ejercicio, come mucha grasa, fuma y come carnes carbonizadas (quemadas en parrilla) eso dispara la enfermedad, mientras más disminuyan esos factores de riesgo menos posibilidad de padecer cáncer se tendrá.

¿Los probióticos necesitan de prescripción médica?
Si fuera una persona que no está enferma y quiere mejorar su estado de salud, debería consumir probióticos, pero, estos deben ser administrados siempre de una forma programada con el médico de cabecera. Aunque sabemos que los probióticos están casi en todos los lácteos, la pregunta es si contiene la cantidad suficiente de probióticos, esa es la diferencia, porque la industria farmacéutica genera y almacena probióticos en dosis exactas como solicita la organización mundial de la salud y es ahí, donde está la clave de administrar probióticos en cantidades y a tiempos exactos.

¿Qué puede decir de la bioseguridad de los probióticos?
La bioseguridad de los probióticos dependen del proceso de fabricación y de quién los fabrique, los cuales deben tener normas de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP, por su significado en inglés). En laboratorios Bagó tenemos normas GMP de altísima exigencia que son avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entonces el nivel de complejidad es elevado, no podemos proveer un fármaco que no cumpla con esas normas internacionales y con las solicitadas por los entes nacionales como el ARCSA y el Ministerio de Salud, de esta manera la industria puede garantizar productos de altísima calidad.

¿Qué podría decir a los pacientes profesionales de la salud?
A los pacientes, si están diagnosticados es importante que sigan el tratamiento de su médico oncólogo, porque es quien conoce del tema, no hagan cosas que les digan otras personas, no se automedique, eso no soluciona el problema, la mejor solución la tendrán a través de su médico tratante. A los médicos, les pediría que se apoyen en los visitadores médicos porque ellos a través de su departamento de investigación y dirección médica de laboratorio pueden hacer llegar información de altísima calidad.