Escríbenos

Teletrabajo y la Covid-19

La coyuntura actual por el coronavirus ha obligado al mundo a cambiar sus estructuras establecidas, una de ellas es el trabajo. El teletrabajo implica cambios y nuevas necesidades, así como riesgos en la salud que pueden ser compartidos por otros trabajadores; es por ello, que es necesario conocer sobre autocuidados dentro de esta modalidad en busca de una salud integral. Edifarm conversó con Nathaly Silva Silva, psicóloga clínica y máster en psicología de la salud, quien respondió a varias de nuestras inquietudes.

En el contexto actual y la situación del teletrabajo, ¿cuáles son los inconvenientes que se deben considerar?

El teletrabajo es una modalidad que ha existido desde las últimas normativas en el Código del Trabajo en beneficio de las personas que no pueden asistir físicamente a las oficinas por diversas circunstancias; pero que tienen la capacidad de cumplir con sus tareas, es decir, personas que han tenido lesiones, condiciones de embarazo o por diversas circunstancias como la pandemia. La actividad que realizamos en casa a través de varias plataformas virtuales lo que llamamos teletrabajo es una dinámica que no se puede aseverar que sea peor o mejor que el presencial, porque depende de muchos factores, ya que, si de manera tradicional no se cuenta con un ambiente amigable de trabajo, el estar en ese lugar se vuelve perjudicial. De igual manera, si está en casa trabajando, y considerando que el hogar no es un ambiente de trabajo o un lugar donde puede concentrarse en hacer sus actividades laborales, tampoco es beneficioso; sin embargo, en la actualidad se vuelve una situación casi obligatoria para la mayoría de las personas por seguridad.

¿Qué ventajas y desventajas tiene el teletrabajo?

En este contexto por la pandemia ha traído ventajas y desventajas para muchas personas; beneficios porque pueden convivir con sus familias, en el caso de tener un buen ambiente familiar, pero hay un factor que no se está tomando en cuenta y es la limitación de los espacios, es decir, era muy marcado el hecho de salir de casa en la mañana, dirigirse al trabajo, salir a almorzar, salir de la oficina y volver al hogar; en cambio, al estar en casa se debe cumplir con las actividades laborales, del hogar, dormir y al día siguiente hacer exactamente lo mismo. Los espacios de trabajo, de alimentación y del hogar están limitados, porque con el teletrabajo estás en un mismo espacio y esa situación, no permite delimitar las actividades que se realizan y de alguna forma generan tiempos incorrectos de dedicación al hogar y a la empresa.

“Ningún tipo de trabajo puede estar por encima de la salud de una persona(…) Si las circunstancias lo están sobrepasando y no puede manejarlo por su cuenta es óptimo acudir con un profesional”.

Al no delimitar los espacios ¿qué riesgos se corre?

Es frecuente que en estas condiciones laborales las autoridades, es decir, los jefes, empiezan a sobre exigir al empleado, abusando de la situación de estar en casa, porque al estar trabajan- do en el hogar consideran que puedes responder a lo que ellos pidan y en el tiempo que deseen, independientemente de si estás dentro o no de la jornada laboral. Por esos pequeños detalles, de no tener un horario fijo, no tener una delimitación de espacios, se pierde la línea entre el trabajo y la vida personal, por esta razón muchas personas no entienden porqué se cansan más con el teletrabajo que cuando hacían las labores presenciales; estos son los aspectos comúnmente negativos de la modalidad del teletrabajo.

¿Qué hacer para evitar romper el límite entre el trabajo y la vida personal?

Una de las ventajas del teletrabajo es ese cambio abrupto que ha provocado en las personas el enfrentar y darse cuenta de lo que sienten, porque debido a la monotonía anterior no había tiempo para percibir qué estaba pasando en sus vidas, sus hogares y se dejaban de lado las emociones; ese es el primer paso para evitar romper los límites y aprender a autocuidarnos, identificar qué sientes, cómo mi cuerpo se expresa, quizás tengo mucho dolor de cabeza, de estómago, mareos, incluso los relaciono con la COVID-19, porque existen aspectos psíquicos que pueden generar esa sintomatología como la angustia, el estrés que hace a la persona más irritable con la familia y no sabe cómo manejar esta situación. También el malestar laboral, las exigencias que abusan del tiempo y el espacio en el cual se encuentra el trabajador. Una vez identificadas esas causas se puede empezar a tomar acciones, la primordial es organizar la actividades diarias, regirse a un horario de trabajo que puede ser el mismo que el presencial para así evitar molestias, el marcar horarios en la medida de lo posible tiene la intención de dedicarnos tiempo a nosotros mismos.

“Los espacios de trabajo, de alimentación y del hogar están limitados, porque con el teletrabajo estás en un mismo espacio y esa situación, no permite delimitar las actividades que se realizan y de alguna forma genera tiempos incorrectos de dedicación al hogar y a la empresa”.

¿Cómo se puede manejar la exigencia laboral en el teletrabajo?

Eso parte mucho del tipo de relación laboral, no solo depende del empleado, sino del empleador que es quien marca las normas de cómo se va a manejar el trabajo, no es cuestión en estos momentos de ponerse a pelear, pero si de establecer límites, con un horario y actividades establecidas.

¿Con qué tipo de actividades puedes dedicarte tiempo?

Algo fundamental cuando hablamos de nosotros es la asertividad del lenguaje, esto nos permite saber de qué somos capaces, identificar errores y trabajar en ellos, lo que te lleva a responsabilizarte de tu bienestar con actividades de goce personal como la lectura, ver una serie e incluso la convivencia familiar. El descanso durante la jornada laboral es fundamental, para ello es bueno realizar pausas activas, levantarse de 5 a 10 minutos si estás en casa ver por la ventana, estar un momento con los niños, las mascotas, prepararse un jugo, es decir, hacer una actividad totalmente ajena al trabajo. Esto lo puedes realizar en cualquier momento del día, cuando tú identifiques que lo necesites, por eso es importante empezar a reconocer nuestro sentir, porque para poder estar enfocado en las actividades laborales primero tienes que estar bien tú y así poder ayudar a otros. De esta manera se evitan inconvenientes no solo a nivel psicológico o físico, sino a nivel de relaciones y laboral.

¿Cuándo buscar ayuda durante la etapa de teletrabajo?

No todas las personas tienen las herramientas o los recursos para afrontar las mismas situaciones; si pones a un grupo de personas en un espacio donde va a ocurrir un temblor, tal vez unos corran, otros se queden esperando que pase y otros se preocuparán por el resto, depende de los recursos de las personas. Si sienten que la situación sobrepasa su capacidad, se identifica ansioso y el autocuidado en lugar de ayudarlo a disminuir sus niveles de angustia le genera más, porque no aporta nada positivo a su diario vivir, es cuando debe buscar ayuda profesional, de igual manera, si lo identifica en otro miembro de su familia.

¿Algo en particular que le gustaría agregar?

Ningún tipo de trabajo puede estar por encima de la salud de una persona, ni por encima de los derechos y las responsabilidades que se tiene tanto como empleado y empleador. Si las circunstancias lo están sobrepasando y no puede manejarlo por su cuenta es óptimo acudir con un profesional.