Escríbenos

Trastornos del piso pélvico

El conocimiento sobre la prevalencia de los trastornos del piso pélvico “incluyen la incontinencia urinaria, la incontinencia fecal, el prolapso de los órganos pélvicos, las alteraciones de la percepción y del vaciamiento del tracto urinario, el estreñimiento crónico, las disfunciones sexuales y varios síndromes de dolor crónico del área vulvar y anal; se estima que puede afectar hasta a un tercio de las mujeres adultas”[1] . Debido a la importancia de la socialización de estos temas se realizó en la ciudad de Guayaquil el primer Simposio Internacional de Trastornos del Piso Pélvico, para conocer sobre estas patologías, Edifarm conversó con los doctores Miguel Lumi (Argentina), Lucía Oliveira (Brasil) y Francisco Abarca (Ecuador), especialistas en coloproctología, quienes respondieron a varias inquietudes.

 

¿Qué es el piso pélvico?  

Lucía Oliveira: Nos estamos refiriendo a la estructura de músculos que sustenta nuestro cuerpo son músculos estriados que están debajo de los órganos de la pelvis y estructuras ligamentares que también complementan el piso pélvico.

Francisco Abarca: El piso pélvico que engloba tres estructuras: la estructura anterior que es manejada por el ginecólogo, donde está la vejiga y las vías urinarias de salida. El compartimento medio más que nada en la mujer donde está situado el útero y la vagina. El compartimento posterior que implica el recto y el ano. Estas estructuras están afinadas por una parte muscular que las engloba a todos ligamentos que los sitúa en esa posición y por un sistema nervioso que controla las funciones del piso pélvico.

 

¿Qué involucra el trastorno pélvico?

Miguel Lumi: Los trastornos del piso pelviano son muchos y multifactoriales, desde el punto de vista proctológico son: la incontinencia anal, los síndromes de obstrucción defecatoria, el dolor perineal y la proctalgia son los tres grandes grupos que se trata en la patología del piso pelviano, lo cual involucra la incontinencia anal y asociada al prolapso de órganos pélvicos donde se puede presentar un síndrome de obstrucción del tracto de salida donde a partir de estas se abre un abanico de patologías inmenso cuya etiología a veces desconocemos y por eso los innumerables tratamientos que se generan para solucionarlas.

Lucía Oliveira: Lo que sucede es que ahora a la pelvis se la considera una unidad única integral, donde los proctólogos tratamos lo relacionado con el compartimento posterior, pero, se trabaja en conjunto con los uroginecólogos, los urologistas y los ginecólogos porque los órganos como la vejiga, el útero y el recto están conectados con estructuras ligamentarias, si se hace un daño a una de esas estructuras todo se modifica. Así, tenemos pacientes con incontinencia urinaria, pero también una defecación obstruida o tiene una incontinencia fecal y dificultad de desplazamiento vertical que son las causas que llevan a los síntomas.

 

¿Qué factores predisponen a padecer de los trastornos del piso pélvico

Lucía Oliveira: Para las mujeres que son las pacientes con mayor afectación porque en su historia de vida tienen un factor importante que son embarazos, los partos vaginales, especialmente cuando se hace un corte mal hecho en los músculos que se conoce como episiotomía; además, las lesiones musculares que se presentan con el tiempo por efecto del envejecimiento de las mujeres después de la menopausia donde se produce un cambio de las hormonas, los estrógenos disminuyen, presentándose las lesiones entre los 60 a 70 años; entonces, son patologías que se producen cuando la mujer es joven, pero mostrará los síntomas después.

Miguel Lumi: Predisponen los partos prolongados; si el bebé es grande; la utilización de fórceps y de báculo; una episiotomía mal emplazada; un desgarro perineal o un parto en avalancha; esto genera incontinencia, pero no siempre de forma inmediata, se mostrará a los 20 o 30 años de haberse producido el parto, llega la menopausia y se genera la alteración del colágeno por la disminución de estrógenos, etc.; es decir, en un porcentaje del 25 % aparecen los síntomas hasta después de 25 años.

Francisco Abarca: Los trastornos del piso pélvico se presentan más en las mujeres en un gran porcentaje y en los hombres también por lesiones quirúrgicas, enfermedades asociadas como la diabetes o padecimientos neurológicos que comprometen al sistema nervioso y alterar la función evacuatoria del paciente.

 

¿Cuál es el proceso de diagnóstico de los trastornos del piso pélvico?

Lucía Oliveira: Lo primero una buena historia clínica, un buen examen físico y muchas veces se requieren exámenes de imágenes y funcionales como la magnometría, ecografía o la resonancia dinámica.

Miguel Lumi: Lo básico es escuchar al paciente para realizar la historia clínica que prácticamente dará el diagnóstico. Los exámenes no son evaluatorios son complementaros al diagnóstico. En el proceso de determinar un padecimiento se solicita, por ejemplo, una magnometría porque considera tiene esto y una ecografía porque le parece está dañado el esfínter; por ello, los exámenes solo confirman el diagnóstico y de acuerdo a eso se implementará el tratamiento.

Francisco Abarca: El diagnóstico es un proceso donde la historia clínica es la base que permite evaluar y dar tratamiento; lo que se busca es ayudar a que el paciente se sienta confortable y contento.

 

¿Qué pasa si estos padecimientos no son tratados?

Miguel Lumi: Si bien padecimientos como la incontinencia, la constipación, los prolapsos son todas situaciones benignas, afectan mucho la calidad de vida. Se han realizado cuestionarios para evaluar el impacto que tienen en la vida de los pacientes y la última pregunta por ejemplo en el cuestionario de calidad de vida de incontinencia es: ¿Usted ha pensado en algún momento quitarse la vida? mucha gente responde que sí, la respuesta es entendible, porque si tiene una incontinencia severa afecta su vida social, laboral, sexual, deportiva y alimentaria, donde se recluyen, están deprimidos, hay un grado de presión muy alta y por eso, cuando se inicia el tratamiento se prescriben antidepresivos porque tenemos que mejorar todo.

 

¿Por qué es importante consultar a un coloproctólogo?

Miguel Lumi: Es necesario porque no se debe dejar pasar mucho tiempo y decir voy a usar paños, a utilizar apósitos o hacerme enemas; lo que ocurre es que no consultan por la vergüenza, el pudor que les genera decir que son incontinentes; además, si va al médico por cualquier otra patología, este tampoco está acostumbrado a preguntar sobre la incontinencia, se puede preguntar si fuma, si es hipertenso, si orina bien, pero nunca le va a consultar si se le escapan los gases o las heces.

 

¿Les gustaría añadir algo?

Miguel Lumi: Es importante la educación médica continua de un tema poco conocido y tratado, no hay que tener vergüenza de preguntar al paciente. Parecería que no les gusta hablar del tema, los homologo mucho a las enfermedades de transmisión sexual, donde muy pocos médicos preguntan sobre el hábito sexual del paciente, porque es vergonzoso y parece que estuviera quebrando la intimidad del paciente; pero, en ese momento hay una intimidad médico – paciente que tiene que quedar ahí y en la incontinencia pasa lo mismo, a veces el médico no pregunta para no incomodar, pero, al contrario, hay que preguntar.

Francisco Abarca: A los médicos, decirles que no seamos tan personalistas, por ejemplo, en mi especialidad a veces los profesionales piensan que pueden perder a un paciente por derivar para un examen con otro colega; pero no es así, debemos respetar a cada uno, ser más abiertos y colaborar por el bien del paciente.

 

Sobre el Instituto de Coloproctología y Suelo Pélvico Dr. Francisco Abarca

“Es el primero en Guayaquil y en Ecuador dentro del sector privado, cuenta con profesionales especializados, equipos tecnológicos que dan el servicio de diagnóstico y tratamiento completo. La coloproctología no solo involucra las patologías vesical y anal como las hemorroides, fístulas, fisuras anales o lesiones, va más allá, llega al cáncer de colon, del recto, de las enfermedades articulares inflamatorias que también pueden asociarse a patologías del piso pélvico”. Dr. Francisco Abarca.

 

Más información llame al:

Telf.: 04 210 9027 / 210 9083
Celular: : 0985764533 – 0999613885 – 0967966124

 

[1] Martí-Ragué J. (2005). Trastornos del suelo pélvico. Recuperado de https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-pdf-13074315