Escríbenos

Trombosis

La trombosis se ha constituido en una patología común a nivel mundial, de acuerdo al estudio Trombosis: un importante contribuyente a la carga mundial de morbilidad, publicado en el 2010, con el apoyo de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia, esta enfermedad “ha causado una de cada cuatro muertes en el mundo.”

En el Ecuador, si bien no existen datos precisos sobre la incidencia de trombosis de manera general, el Instituto Nacional de Estadística y Censos(INEC) en el año 2012, registró 1 445 casos hospitalarios de tromboembolismo venoso. En la actualidad, esta enfermedad va en aumento y en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Trombosis, establecido el 13 de octubre, conversamos con el doctor Richard Lainez, especialista en medicina intensiva del Perú, con amplia experiencia en el ámbito clínico, quien en su visita a nuestro país compartió su experiencia con Guía Farmacéutica.

¿Qué es la trombosis?

 

La trombosis en términos sencillos es el alojamiento de un coágulo o trombo en un vaso sanguíneo sea una vena o una arteria, ambos casos son peligrosos.

 

¿Qué tipo de trombosis puede padecer una persona?

 

Existen dos cuadros: cuando se trata de una arteria, el accionar debe ser rápido porque la vida de la persona corre peligro en minutos u horas; dependiendo del vaso trombosado, por ejemplo en un brazo, se puede perder la mano o un dedo. Si por el contrario el trombo se aloja en la arteria coronaria, se presenta un infarto al corazón y al obstruirse la sangre en un conducto del cerebro, el cuadro será un infarto cerebral. Estamos hablando de escenarios que ponen en peligro la vida de las personas. También, la trombosis relacionada con las venas, son peligrosas sobre todo cuando estos coágulos se desprenden de las venas y viajan hasta los pulmones y se genera una tromboembolia pulmonar.

 

¿Cuál es su sintomatología?

 

En la trombosis venosa, normalmente un signo de alerta es el dolor e hinchazón del miembro afectado, por ejemplo, una persona verá una de sus piernas más hinchada que la otra, con dolor y probablemente con limitación funcional, esto sugiere que podría estar desarrollando un cuadro de trombosis. Es importante considerar que, cuando este trombo se desprende y desencadena una tromboembolia pulmonar, habrá dolor en el tórax e insuficiencia para respirar, este cuadro puede ser mortal. En la trombosis arterial, los síntomas dependen de dónde se aloja el trombo, habrá dolor, cambio de color del miembro afectado que puede llevar a una necrosis; es decir, a perder uno de sus miembros(piernas o brazos). Si la arteria coronaria es la perturbada la sintomatología típica es dolor retroesternal (toráxico) que se irradia hasta el cuello o a uno de los miembros superiores, generalmente es el miembro superior izquierdo, y , dependiendo de la zona en la cual está alojado el coagulo puede dar otro tipo de manifestación.

 

¿Cómo se  diagnostica?

 

Para cada tipo de trombosis existen diferente formas de diagnósticos; así, en un cuadro cerebrovascular el examen será una resonancia magnética,  en un infarto al corazón, un electrocardiograma y algunos marcadores enzimáticos; en la tromboembolia pulmonar, puede realizarse una tomografía que va a detectar esos coágulos  o una gammagrafía. En una trombosis venosa profunda, ayuda al diagnóstico un doppler venoso (ecografía venosa), en la cual se ve una imagen que sugiere el trombo.

 

¿Afecta a un grupo en particular de la población?

 

Puede presentarse en cualquier parte de la vida, pero es más frecuente a medida que se envejece, en esta etapa existe mayor posibilidad de padecer trombosis, porque es una enfermedad que se debe a múltiples causas.

 

¿De qué manera puede afectar la calidad de vida?

 

Cuando nos referimos a la trombosis venosa, definitivamente afecta la calidad de vida porque habrá una limitación funcional que ocasiona una discapacidad en la persona e  incluso la muerte.  En fenómenos arteriales como un accidente cerebro vascular o un infarto cerebral,  pueden dejar secuelas invalidantes.

 

¿Cómo debe tratarse está enfermedad?

 

Enfocados en la trombosis venosa el tratamiento dependerá de la causa, una vez que se la conozca sabemos a qué enfrentarnos y recetar adecuadamente al paciente un anticoagulante. No se puede dar un anticoagulante a todas las personas, hay que considerar sus factores de riesgo; así, en un paciente que tenga cirrosis avanzada o se realice diálisis, la anticoagulación podría ser contraproducente. De acuerdo al perfil de cada persona y de la enfermedad se debe realizar el tratamiento.

 

¿Se puede prevenir este padecimiento?

 

Muchas de las trombosis están asociadas al sobrepeso, entonces, al tener hábitos saludables, probablemente se prevendrá no solo la trombosis, sino otras enfermedades. En general, esta patología puede aparecer por miles de circunstancias independientemente de lo que hagamos, puede ser secundario a un cáncer, a permanecer postrado, por no producir factores anticoagulantes como la deficiencia de proteína S, estos son una serie de marcadores que se deben investigar cuando alguien tiene trombosis.

 

En América Latina ¿cómo se perfila esta enfermedad?

 

Como todos los fenómenos cardiovasculares, en la región está en aumento. Existen más casos detectados que pueden ser tratados, porque las herramientas de diagnóstico son mejores, lo cual es importante. Las causas cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo; es decir, provoca más fallecimientos que el SIDA, estamos hablando de un fenómeno que deja secuelas invalidantes, que provoca dolor y muerte.

 

Cómo deben cuidarse de esta enfermedad?

 

Si una persona ya tienen trombosis, debe seguir las indicaciones de su médico, tomar el medicamento y realizarse controles periódicos.

 

Se puede considerar a la trombosis un problema de salud pública?

 

Por supuesto, en nuestros países están consientes que este fenómeno es epidemiológico, en relación a enfermedades no transmisibles; es decir, no son contagiosas pero producen mucha discapacidad y muerte, esto significa gasto en salud, porque una persona que tenga secuelas post trombosis requiere de acompañamiento médico. Es una patología que crea un escenario diferente para todos quienes están alrededor del paciente.

 

¿Algo en particular que decir?

 

Cuando una persona tenga algún síntoma o manifestación de trombosis debe acudir de manera inmediata a un centro de salud u hospital, porque los médicos están preparados para atender este tipo de enfermedades. Existen muy buenos especialistas, lo vital en el tratamiento de esta enfermedad es detectarla a tiempo.

 

Fuente: Revista Guía Farmacéutica Edifarm, edición No. 156