Escríbenos

Dermatitis atópica

“La dermatitis atópica (eccema) es un trastorno que provoca enrojecimiento de la piel y picazón. Es frecuente en niños, pero puede manifestarse a cualquier edad. La dermatitis atópica es crónica y suele exacerbarse con frecuencia y manifestarse junto con asma o con rinitis alérgica”.

Síntomas

Los signos y síntomas de la dermatitis atópica varían ampliamente de acuerdo al paciente y comprenden:

  • Piel seca
  • Picazón
  • Manchas de color rojo a marrón grisáceo en las manos, los pies, los tobillos, las muñecas, el cuello, la parte superior del pecho, los párpados, la parte interna de los codos y las rodillas
  • Piel engrosada, agrietada, escamosa, sensible e inflamada por rascarse

Alteración de barrera cutánea de la dermatitis atópica

Para la doctora Claudia Arenas, especialista en dermatología explica que la dermatitis atópica “dependerá de la edad de los pacientes, etnia, periodicidad de la enfermedad, filagrina, los niveles de inmunoglobulina E y los componentes que la alteran son:

  • Déficit de la filagrina
  • Alteraciones en los lípidos
  • Defectos de uniones estrechas aumento de proteasis
  • Cambio del pH
  • La disbiosis de la microbiota

La permeabilidad de la barrera cutánea reside en el estrato córneo, teniendo una barrera que es continua con la administración de los alérgenos para mantener la hidratación de la piel y obviamente va a evitar que ingresen los microbios entonces va a tener una actividad antimicrobiana”.

La dermatitis aguda y la calidad de vida

“La dermatitis atópica es una enfermedad sistémica que no solo afecta a los pacientes con dermatitis atópica, sino también a todo su entorno familiar por eso, la base del tratamiento es la educación no solo a los pacientes, sino a sus cuidadores. Los objetivos del tratamiento en la dermatitis atópica son:

  • Mejorar la disfunción de barrera cutánea
  • Disminuir el proceso inflamatorio
  • Controlar el síntoma cardinal de la dermatitis que es el prurito

Lo adecuado cuando se implementan medidas para tratar la dermatitis atópica no es solo restaurar la barrera cutánea o desinflamar, sino poder cambiar el gesto y la expresión a los pacientes; es decir, atender su parte emocional”, sostiene la doctora Arenas.

Importante:

La educación del paciente es la base del tratamiento, así como el uso de emolientes, de aceites o sustitutos del jabón.

Recomendaciones:

  • Utilice emolientes que sean neutros, que no tengan perfumes, colorantes alérgenos proteicos o conservantes con un alto poder sensibilizantes.
  • Los emolientes se deben usar en todo el cuerpo incluso cuando se empleen otros tratamientos, es una medida eficaz y segura en la prevención de la dermatitis atópica.
  • En pacientes lactantes que tiene una predisposición genética a tener dermatitis atópica en edad temprana, los emolientes retardan la aparición de la enfermedad.